Sistema de alarma de intrusión

 

sistema di allarme antintrusioneEl subsistema de seguridad más difundido y más conocido es el sistema de alarma de intrusión, antes denominado sistema de antintrusión y antiefracción, reconocido como uno de los cimientos de la seguridad de los bienes.

Sus objetivos fundamentales son: detectar a tiempo todo intento de intrusión indeseada; señalar puntualmente el hecho para que el personal profesional adiestrado intervenga rápidamente; disuadir a los delincuentes.

Diseñar una instalación de alarma por intrusión y robo significa, en primer lugar, analizar el riesgo para concentrar esfuerzos y recursos en la defensa de las zonas más vulnerables, y luego adoptar las medidas más indicadas para contrarrestar las amenazas previstas con los recursos disponibles. Cogen Openvision ofrece el nivel de protección que necesita la aplicación, siguiendo un procedimiento detallado que responde a las normas europeas.

El sistema de alarma de intrusión consta de:

  • central de control con microprocesador, de las dimensiones adecuadas, que supervisa el funcionamiento de todo el sistema; puede interpretar los mandos que recibe desde afuera, verificar el estado de los detectores y preparar los avisos locales y remotos;
  • sensores y detectores escogidos entre los más aptos, sea por funciones que por tipo de lugar (interiores, exteriores, cableados o sin cables);
  • dispositivos de mando, es decir, los instrumentos con que el usuario interactúa con el sistema; antes se trataba de teclados, llaves electrónicas, lectores de badge, a los que hoy se suman dispositivos modernos como smartphone, tablet y personal computer;
  • dispositivos de aviso y transmisión para enviar llamadas, sms, mail, aplicaciones web, comunicaciones a institutos de vigilancia o a las fuerzas del orden.

Cogen Openvision diseña y fabrica sistemas de alarma de intrusión, aplicando a los mismos la experiencia de muchos años acumulada en diferentes aplicaciones.

Los sistemas de Cogen Openvision aprovechan las tecnologías más avanzadas para satisfacer hasta las exigencias más sofisticadas, garantizando los objetivos de protección, reduciendo la incidencia de posibles alarmas impropias, ofreciendo máxima flexibilidad, escalabilidad y facilidad de integración.